Aprende cómo elegir el colchón hinchable que mejor se adapte a tus necesidades

Sólo quieres un colchón hinchable para irte de acampada o para tener un par de camas extras en casa, pero hay tanto donde elegir que comparar se convierte en una tortura: tamaños, diseños, materiales, precios, funcionalidad…

Si bien en el pasado sólo existían un par de modelos en el mercado, generalmente eran incómodos, ásperos y difíciles de inflar. Afortunadamente hoy en día cualquier colchón inflable cuenta con una estructura cómoda de buen grosor, una gran capacidad de resistencia, texturas suaves que no se pegan a la piel y sofisticados sistemas de inflado.

Y aunque actualmente todos los colchones son prácticos y ligeros, cada situación requiere de un tipo de colchón hinchable distinto. Aquí te proponemos una guía para que puedas elegir un colchón hinchable según el modelo, el precio y las características que mejor se ajusten a lo que estás buscando.

¿QUÉ MODELOS DE EXISTEN?

El modelo hace referencia a la funcionalidad principal del colchón ¿lo necesitas para irte de camping? ¿como cama provisional mientras te mudas de apartamento? ¿para poner un sofá resistente al agua al lado de tu piscina? ¿como cama extra cuando vienen a dormir las amigas de tu hija? ¿para disfrutar del sol en la playa? ¿por varios motivos a la vez?

Son la evolución del colchón hinchable de toda la vida, pero más cómodos, gruesos y fáciles de inflar. Normalmente son de baja altura, tienen la superficie acanalada y vienen en varios tamaños. Estos modelos se pueden usar en todo tipo de situaciones eventuales, pero no son los más adecuados si pretendes usar un colchón inflable con regularidad.

Realmente se trata de un colchón inflable básico, pero con un grosor mucho mayor. Su altura imita la sensación de dormir en una cama normal y facilita el acceso para personas que no puedan realizar grandes esfuerzos al levantarse o al sentarse.

Aunque parecen un colchón de perfil alto, estos modelos ofrecen prestaciones adicionales como firmeza extra, refuerzos laterales, una estructura más estable, etc. Estas características mejoran el confort general del colchón hinchable para dormir y por eso es la mejor opción si pretendemos usarlo con regularidad.

Por supuesto, también existen colchones inflables con diseños atractivos de varios colores, formas y tamaños. Además de proporcionar un aire de sofisticación, estos modelos son perfectos para fiestas, para decorar con funcionalidad las habitaciones de los niños o para que nuestros huéspedes se relajen en el jardín mientras preparamos una barbacoa.

Estos colchones son los más ligeros, finos, fáciles de inflar y aún más fáciles de enrollar. Normalmente son de tamaño individual, por lo que no son aconsejables para dormir en pareja. Te pueden servir para ir de camping porque caben en una mochila, pero también para tomar el sol en la playa o llevarlos en un pequeño rincón del maletero del coche por si ocurre una emergencia.

Además de la forma clásica de cama, hoy el día el mercado nos ofrece colchones hinchables que se pueden convertir en sillones, sofás enteros para encajar en el rincón o incluso con forma de cuna para niños.

¿CUANTO CUESTA UN COLCHÓN HINCHABLE?

El precio de un colchón depende de la calidad de los materiales, del tamaño, del modelo y de la marca. Sin embargo, podemos encontrar cualquier modelo por un precio más económico o más de gama alta, siempre dependiendo de nuestras necesidades.

Aunque el precio sea bastante asequible, eso no quiere decir que la calidad no sea buena. Normalmente un colchón hinchable más barato tendrá un diseño más sencillo, una altura de 20-30 cm y menos prestaciones adicionales.

Su precio oscila entre los 20 y los 50 euros. Son la opción perfecta para aquellas personas que no necesitan demasiada comodidad en la montaña ni pretenden usar el colchón inflable con regularidad. El único punto en contra es que probablemente no incluya inflador.

Estos colchones suelen ser más grandes (para dos o tres personas incluso), de mayor altura (40-50 cm) y con más prestaciones adicionales. Su precio ronda los 50-150 euros. Normalmente incluyen infladores manuales, aunque algunas marcas ofrecen colchones hinchables eléctricos en este rango de precio.

Además de garantizar la mejor calidad en material y una altura perfecta, un colchón hinchable de gama alta suele incluir una bomba infladora eléctrica y gran variedad de prestaciones adicionales.

El precio oscila entre los 1500-300 euros y algunos colchones incluso incluyen almohadas. Un colchón hinchable de gama alta es imprescindible para aquellas personas que quieran usarlo con regularidad.

¿QUÉ OTRAS CARACTERÍSTICAS DEBO TENER EN CUENTA?

Si pretendemos usar nuestro colchón inflable al aire libre y con regularidad es mejor que esté reforzado contra pinchazos para poder utilizarlo en cualquier tipo de terreno, y que sea resistente al agua para que no se estropee y para que nos sea más fácil limpiarlo.

Si tenemos en mente utilizar el colchón hinchable en casa, lo mejor es optar por una textura suave al tacto pero con una superficie flocada, es decir, una trama irregular para que el colchón no haga ruido al movernos. También es importante tener en cuenta que a mayor altura menos sentiremos el frío del suelo.

Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro colchón hinchable es la cantidad de cámaras de aire que posee. Más cámaras significan mayor comodidad a la hora de sentarnos o dormir, pero también más posibilidades de que una de las cámaras se desinfle mientras está siendo utilizado. Si el colchón va a recibir mucho uso, lo mejor es comprarlo con dos o tres cámaras de aire máximo.

Si ya tienes claro qué colchón hinchable quieres comprar pero no sabes qué marca es la más adecuada, te sugerimos que visites todos los modelos disponibles para que puedas elegir la mejor opción para ti.

Comprar Colchón Hinchable De Calidad
5 (100%) 5 votes